326-9798 / 9974-63937 info@peru-up-sac.com

Tu empresa cuenta con las medidas o esta preparada para afrontar el COVID-19?

Saludos mi querido amigo, en esta ocasión me he tomado una pausa en varios artículos que tenía programado, para así poder darte unas recomendaciones importantes acorde a la coyuntura mundial por la que estamos cruzando, he decidido escribir algunas recomendaciones  acerca de medidas de precaución que se deben tomar en el lugar de trabajo ante esta pandemia, puesto que no solo hay industrias las cuales siguen trabajando y están expuestas, esto también te podrá servir cuando reanudes tus labores, el artículo ya de por si es un poco extenso, así que esta introducción como el artículo completo lo voy a realizar lo más puntual que el tema lo permite, sin dar tanto énfasis y dejando un poco de lado el lenguaje amigable y cómico que a veces me caracteriza en mis artículos, me disculpo por eso.

Empecemos con un poco de teoría básica.

Como resultado de los brotes de enfermedades infecciosas y pandemias a lo largo del pasado, varias entidades a fines al trabajo y la salud han desarrollado planes de prevención y respuesta, los cuales se centran en el diseño, desarrollo y despliegue de un plan de prevención y respuesta ante enfermedades infecciosas.

Pandemia de COVID-19

Nota: A pesar de que estoy haciendo hincapié en la preparación y respuesta a la pandemia COVID-19, la información de este artículo también puede ser valiosa en la preparación y la respuesta a los brotes de otras enfermedades infecciosas y epidemias.

¿Qué deben hacer las empresas?

Como comenté más arriba, para reducir los impactos que causa el brote de enfermedades infecciosas en las empresas, los trabajadores, los clientes y el público, deben conocer la importancia que tiene el contar con un plan de prevención y respuesta ante enfermedades infecciosas.

Lo que quiero lograr en este artículo es ayudarte, no solo a ver la importancia que tiene la realización de este plan, también quiero apoyarte en cómo hacerlo lo mejor posible.

Actualmente, existen empresas que cuentan ya con planes de prevención y respuesta ante enfermedades infecciosas, así como otras empresas que no cuentan con estos planes.

Este artículo está dirigido a los dos casos pudiéndose aplicar de la siguiente manera en los dos escenarios:

  • Para las empresas que ya cuentan con planes para otras pandemias como por ejemplo la gripe, la planificación para COVID-19 puede implicar solo una actualización de los planes de que hacer frente a los riesgos de exposición específica, fuentes de exposición, vías de transmisión y otras características únicas del SARS-CoV-2.
  • Las empresas que no se han preparado para eventos pandémicos, deben prepararse y preparar a sus trabajadores con la mayor antelación posible, considerando un potencial empeoramiento de las condiciones del brote.

Recuerda que la falta de planificación puede dar lugar a una reacción en cadena de fallos, al abordar pandemias como la actual (COVID-19), causada por la falta de recursos e información adecuada que deben recibir los trabajadores sobre cómo actuar ante una pandemia.

Pero antes de seguir con el tema, déjame explicarte que es el Covid-19 

«COVID-19» es la abreviatura en ingles de «corona virus ENFERMEDAD 2019″ (Corona VIrus Disease 2019) y es una enfermedad respiratoria causada por el virus del SARS-CoV-2.

Se ha extendido desde China a muchos otros países de todo el mundo, el COVID-19 ha alcanzado el nivel de pandemia y está afectando por completo aspectos de la vida diaria, incluyendo los viajes, comercio, turismo, suministros de alimentos, mercados financieros, etc.

Los síntomas de COVID-19

La infección por SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19, puede causar enfermedades que van desde leves a graves y en algunos casos puede ser fatal.

La mayoría de las personas infectadas experimentan síntomas tales como fiebre (el síntoma más común), tos seca, dificultad para respirar, dolor y malestar general; mientras otro porcentaje no tan alto puede experimentar la producción de flema, dolor de cabeza, sangre en la saliva al toser hasta incluso diarrea.

Nota: Algunas personas infectadas con el virus experimentan otros síntomas no respiratorios o no han experimentado ningún síntoma en absoluto (conocidos como casos asintomáticos).

Según la OMS, los síntomas de COVID-19 pueden aparecer en periodos cortos de 2 días o largos como de 14 días después de la exposición.

Características del COVID-19

Básicamente, COVID-19 se propaga como la gripe, aunque los primeros casos de COVID-19 en humanos probablemente fueron como resultado a la exposición con animales infectados, estos infectados la transmitieron a otras personas.

Se cree que el virus se propaga principalmente de una persona a otra, por dos factores predominantes:

  • Entre las personas que están en contacto físico cercano con otros en un radio aproximado de 2 metros.
  • A través de las gotitas respiratorias que se produce cuando una persona infectada tose o estornuda, estas gotitas pueden llegar a la boca o la nariz de las personas que están cerca y posiblemente ser inhaladas hasta los pulmones.

Mucha gente cree que solo es contagioso cuando se empiezan a experimentar los síntomas (es decir, experimentar fiebre, tos y / o dificultad de respiración), pero se ha demostrado que la propagación y contagio puede ser posible antes de que los infectados muestren algún síntoma, puesto que ha habido informes de casos de transmisión asintomática.

Nota: También es posible que una persona pueda infectarse de COVID-19 al tocar una superficie u objeto infectado con el SARS-CoV-2 y luego tocarse la boca, nariz u ojos; por más que no está esto considerado como principal medio de propagación del virus, igual siempre lavarse las manos y tomar precaución.

Recomiendo siempre revisar el sitio web de la OMS para información más reciente acerca del COVID-19.

Ahora que ya expliqué a grandes rasgos sobre el COVID-19 centrémonos en el tema de este artículo:

¿Cómo el COVID-19 afecta el lugar de trabajo?

Como cualquier infección viral, el COVID-19 tiene el potencial de causar grandes brotes ya que se extiende de persona a persona en su propagación, haciendo que múltiples zonas puedan contagiarse al mismo tiempo, sumado a que, en ausencia de una vacuna, un brote también puede ser un evento prolongado.

Como resultado, las empresas pueden perjudicarse significativamente por algunos factores causados por la pandemia, por ejemplo:

  • El absentismo: Los trabajadores podrían ausentarse por efectos derivados de la pandemia, como, por ejemplo: estar infectados, estar a cargo de familiares enfermos, estar a cargo de los niños si los colegios están cerrados, cuentan con familiares en casa propensos a riesgo alto en caso de infectarse (miembros de la familia inmunocomprometidos) o inclusive tienen miedo de ir a trabajar por temor a la posible exposición.
  • Cambio de la demanda de productos : La demanda de artículos relacionados con la prevención de infecciones (respiradores, mascarillas, guantes, etc.) es probable que aumente significativamente, mientras que el interés de los consumidores en otros bienes puede disminuir, los consumidores también pueden cambiar los patrones de compras a causa de un brote de COVID-19, los consumidores pueden tratar de comprar en horas de menor actividad para reducir el contacto con otras personas, muestran un mayor interés en los servicios de Internet y de entrega a domicilio o prefieren otras opciones.
  • Interrupción de suministros y entregas: Los envíos de artículos en áreas geográficas gravemente afectados por el COVID-19 pueden ser retrasados o cancelados con o sin notificación.

Como habrás visto el impacto de una pandemia como la que estamos viviendo actualmente, puede generar desastres en todo aspecto, si bien ya estamos con ella encima actualmente, por lo cual el anticiparnos a ella ya quedó de lado, esto nos puede servir como ejemplo para anticiparnos a futuro ante este tipo de desastres; lo digo porque estoy completamente seguro que vamos a salir de esta triunfadores, pero esto nos ayudará a estar preparados, por lo cual me gustaría colocar mi granito de arena compartiendo esta información:

Preparar un plan de prevención y respuesta ante enfermedades infecciosas

En esta parte del artículo quiero describir los pasos básicos que cada empresa puede seguir para reducir el riesgo a la exposición de sus trabajadores al SARS-CoV-2 (virus que causa COVID-19).

Desarrollar un plan de prevención y respuesta de enfermedades infecciosas

Este plan debe considerarse un componente importante de toda empresa, si la empresa aún no cuenta con un plan de prevención y respuesta de enfermedades infecciosas, se debe poner en marcha el desarrollo de uno, el cual debe ayudar a guiar las acciones de protección contra el COVID-19 y otras enfermedades infecciosas, este debe mantener al tanto sobre las indicaciones de los organismos pertinentes en salud e incorporar y adaptar sus recomendaciones a las labores que se vienen realizando en las empresas, considerando el nivel o niveles de riesgo asociado con cada puesto de trabajo.

Nota: Mas adelante te voy a aconsejar qué se debe tomar en cuenta y qué pasos deben seguir las empresas para reducir el riesgo a la exposición de los trabajadores al SARS-CoV-2

Aplicar de medidas básicas de prevención de infecciones.

Al desarrollar el plan, entre las políticas y procedimientos se debe hacer hincapié en las medidas básicas de prevención de infecciones, teniendo la certeza de que todos los trabajadores cuenten con los conocimientos sobre las buenas prácticas de higiene y control de infecciones, incluyendo:

  • Higiene personal: Lavado de manos frecuente y completa, incluyendo a los trabajadores, clientes y visitantes del lugar de trabajo en un lugar asignado para lavarse las manos. Si no hay agua y jabón disponibles, proporcionar desinfectantes para manos a base de alcohol con un porcentaje mínimo de 60% de alcohol.
  • Horarios de trabajo flexibles: Las empresas deberían evaluar prácticas, tales como lugares de trabajo remotos (teletrabajo), así como horarios flexibles en la misma empresa (por ejemplo, turnos escalonados). Exigir a los trabajadores a quedarse en casa si están enfermos, fomentar el trabajo en casa cuando sea posible.
  • Taparse las vías respiratorias: Fomentar cubrirse al toser o estornudar correctamente.
  • El distanciamiento social: Esta medida y el lavado de manos son las dos medidas más eficaces para prevenir la infección, aumentar la distancia física a por lo menos 2 metros entre persona y persona, tanto dentro como fuera del trabajo, no darse la mano.
  • Compartir objetos personales o herramientas: Disuadir a los trabajadores (a la medida de lo posible) el compartir teléfonos, herramientas de trabajo, partes del uniforme, equipos, etc.
  • Limpieza: Mantener buenas prácticas de limpieza, incluyendo la limpieza y desinfección de superficies, equipo, y otros elementos del entorno de trabajo, para determinar el producto a utilizar para la desinfección se deberá consultar al fabricante mediante la ficha técnica del desinfectante, sobre su reacción sobre patógenos virales emergentes, se entiende que el producto sea aprobado para ser eficaz contra el SARS-CoV-2.

Desarrollar políticas y procedimientos ante sospecha de contagio

Se deben desarrollar políticas eficaces para identificar y aislar a los empleados y otras personas que puedan estar infectados o muestren síntomas, las políticas y procedimientos deben incluir lo siguiente:

  • Identificación: La pronta identificación y el aislamiento de los individuos potencialmente infecciosos es un paso crítico en la protección de los trabajadores, clientes, visitantes y otros en un lugar de trabajo.
  • Auto evaluación: Las empresas deben informar y alentar a los empleados a vigilar los signos y síntomas del COVID-19 si sospechan de una posible exposición.
  • Informar síntomas: Las empresas deben desarrollar políticas y procedimientos para que los empleados se comuniquen en caso de que estén enfermos o experimenten síntomas relacionados con el COVID-19.
  • Aislamiento: Cuando sea necesario, las empresas deberán aislar a los empleados de inmediato cuando cuenten con síntomas relacionados con el COVID-19.
  • Limitar la propagación: Tomar medidas para limitar la propagación de las secreciones respiratorias de una persona con síntomas de COVID-19, proporcionar una mascarilla, si es posible y disponible.
  • Entrada restringida: Restringir el número de personal a ingresar a las áreas de aislamiento.

Una vez elaborado el Plan

Después de que el plan se ha desarrollado, el trabajo aún no ha terminado, debe asegurarse la eficacia de él mediante la adopción de las siguientes medidas:

  • Asegúrate que el plan involucre a todos los empleados en el desarrollo y revisión de él.
  • Llevar a cabo revisiones del plan con el fin de descubrir antes de tiempo si el plan cuenta con alguna deficiencia o necesita ser corregido.
  • Preparar una lista con los pasos, acciones, y las personas responsables.
  • Informar a los empleados sobre las políticas aplicadas al lugar de trabajo.
  • Colaborar con otras empresas compartiendo el plan.

Muy aparte de todo lo que he explicado líneas arriba, recuerda que siempre se deben tomar en cuenta las jerarquías de control, a lo que quiero llegar con esto es que la mejor manera de controlar un peligro que involucra un riesgo es eliminarlo sistemáticamente desde el lugar de trabajo, para evitar que los trabajadores estén expuestos a él.

Si en tu empresa, con el caso del COVID-19 no es posible lo que acabas de leer… se deben aplicar los controles de ingeniería, controles administrativos, prácticas seguras de trabajo (un tipo de control administrativo), y el uso del EPP.

¿Pero cómo lo hacemos?

Déjame darte algunos ejemplos de cómo aplicar los controles de ingeniería para el SARS-CoV-2 y otros virus:

  • Instalación de filtros de aire de alta eficiencia en los sistemas de ventilación.
  • Aumentar la frecuencia de ventilación en el entorno laboral.
  • Instalación de barreras físicas entre áreas.
  • Instalación de ventanas protegidas para servicio al cliente.
  • Ventilación de presión negativa especializada en algunos entornos, cámaras atomizadoras de desinfectante en algunas puertas.
  • Colocar advertencias para ayudar a informar de zonas de riesgo biológico, pero recuerda que estas advertencias NO impiden la entrada y solo funcionan si los empleados cumplen con ellas, así que no hay que confiarles toda la seguridad a ellas.

Nota: Todas las señales deben estar bien iluminadas y se deben mantener limpias para que sean visibles.

Hablemos ahora de ejemplos de qué hacer con respecto a los controles administrativos para SARS-CoV-2 y otros virus:

  • Alentar a los trabajadores enfermos a quedarse en casa.
  • Minimizar el contacto entre los trabajadores con clientes, evitando las reuniones cara a cara, de preferencia utilizar medios virtuales.
  • Establecer turnos de trabajo alternos o turnos adicionales para reducir el número total de trabajadores en una instalación al mismo tiempo.
  • Reducción de visitas en locaciones con continuos brotes de COVID-19.
  • Desarrollar planes de comunicaciones de emergencia.
  • Proporcionar a los trabajadores información actualizada sobre COVID-19 factores de riesgo y conductas de protección.
  • Proporcionar capacitación en las prácticas como higiene personal, técnicas para toser, y el uso y cuidado del EPP.

¡Recuerda! Mantener prácticas de trabajo seguras es parte del control administrativo, incluyen procedimientos de trabajo seguro y adecuado, utilizados para reducir el tiempo, frecuencia o intensidad de la exposición a un peligro que involucra un riesgo.

Para mantener las prácticas seguras en contra del SARS-CoV-2 recuerda siempre proporcionar recursos y un ambiente de trabajo que promueve la higiene personal.

Por ejemplo, proporcionar toallas descartables para las manos, cubos de basura con compuerta de apertura con el pie, jabón de manos, desinfectantes a base de alcohol con al menos 60%, desinfectantes, toallas desechables para que los trabajadores puedan limpiar sus superficies de trabajo, etc.

Cuando lo anterior, no es suficiente

Hasta el momento, hemos hecho todo lo posible para que el trabajador NO esté en riesgo, pero muchas veces esto no se puede lograr, por lo que nuestra opción en algunos casos es la utilización del EPP, el cual se debe utilizar inclusive si existe un riesgo bajo de contagio, en este específico caso como otros, los controles de ingeniería a veces no son suficientes y deben trabajar en conjunto con los EPPs, como por ejemplo: guantes, gafas, protectores faciales, elementos faciales de protección respiratorias, etc.

No se consideran como equipo de protección las mascarillas descartables de 3 pliegues o similares, puesto que no protegen al usuario del contagio, solo «disminuyen» la propagación en caso de que el usuario de este tipo de mascarillas esté infectado (no protegen al usuario, disminuye el riesgo de que un infectado contagie a otros), pero de mascarillas y protección respiratoria voy a hablar más adelante.

Para la utilización del tipo de EPP debes seleccionarlo en función del riesgo para el trabajador.

En los EPPs para protección contra el COVID-19 y otros virus se debe poner especial cuidado en ajustarlo apropiadamente y reinstalarlo periódicamente, según sea aplicable (por ejemplo, respiradores), este se debe inspeccionar, darle mantenimiento y se debe sustituir si es necesario.

Al momento del trabajador retirárselo, lo debe hacer de manera correcta, limpiarlo, almacenarlo o eliminarlo, según sea aplicable, para evitar la contaminación de sí mismo, los demás, o el medio ambiente.

Protección respiratoria

Como este es un virus que se transmite y se contagia principalmente por medio de las vías respiratorias, he visto necesario destinar una sección amplia de este artículo con algunos consejos y conocimientos básicos sobre el tema.

Voy a utilizar como referencia NIOSH, por un tema de no alargar este artículo nombrando otras entidades similares.

Hablemos de mascarillas y respiradores.

A diferencia de los respiradores descartables y filtros N95 aprobados por NIOSH, las mascarillas son muy holgadas y sólo proporcionan una protección de barrera contra gotitas, incluyendo partículas respiratorias grandes, no permiten poder realizar pruebas de ajuste o sello de verificación, muchas de estas mascarillas no filtran efectivamente pequeñas partículas del aire y no impiden fugas alrededor del borde cuando inhala y exhala el usuario.

El papel que cumplen estas mascarillas (como lo mencioné más arriba), es para el control cuando la fuente de infección es el usuario, disminuyendo la contaminación de la zona circundante cuando el infectado tose o estornuda.

Por lo tanto, no cumplen la misma función que un respirador o filtro N95.

Nota: Cuando existe la sospecha o confirmación de un caso con COVID-19 el infectado debe usar una mascarilla hasta que sea evacuado a un hospital o su casa.

Puedes ver las diferencias que hay entre las mascarillas y los respiradores N95 en el siguiente enlace https://bit.ly/3aMn4vi

Respiradores y filtros N95

Los respiradores y filtros N95, son elementos de protección respiratoria que eliminan las partículas del aire que se inhalan a través de ellas protegiendo al usuario, estas filtran al menos el 95% de las partículas muy pequeñas (0,3 micras) y son capaces de filtrar todo tipo de partículas, incluyendo bacterias y virus.

Nota: La forma de los respiradores va a depender del tipo de exposición y el patrón de transmisión de COVID-19, puedes ver a más detalle de esto en este enlace https://bit.ly/2UNQbZR

Prueba de ajuste

La prueba de ajuste es un procedimiento utilizado para determinar que tan bien un respirador «encaja», es decir, si el respirador forma un sello en la cara del usuario, esto se debe realizar antes de iniciar las labores en el ambiente de trabajo.

Las empresas deben realizar pruebas de ajuste utilizando un protocolo de prueba aprobado por el fabricante.

Si un trabajador tiene dificultad para respirar durante una prueba de ajuste o durante el uso de un respirador, la empresa debe hacer un examen médico al trabajador para determinar si puede usar un respirador con seguridad.

Inspección

Un buen respirador no va a servir de nada si está en mal estado por más que lo tengamos colocado de manera correcta, se deben realizar inspecciones frecuentes al azar por una persona calificada para asegurar que los respiradores sean los correctos, estén bien usados, limpios y bien mantenidos.

En todos los respiradores las inspecciones deben incluir una verificación del correcto funcionamiento del respirador, la impermeabilidad de las conexiones y la condición de las diferentes partes, considerando:

  • Careta
  • Correas de la cabeza,
  • Válvulas
  • Tubo de conexión
  • Cartuchos, botes, o filtros.

Esto se hace para evaluar las piezas elásticas, su flexibilidad y signos de deterioro.

Todos los empleados a utilizar los respiradores deben estar capacitados sobre la correcta utilización de ellos y asegurar que tienen los conocimientos necesarios, habilidades y capacidades para utilizarlos en el trabajo, estas capacitaciones deben incluir mínimo el cómo seleccionar el respirador adecuado, como ponérselo y quitárselo, como utilizarlo de manera correcta, como almacenarlo y mantenerlo en buenas condiciones, como inspeccionarlo y detectar defectos, como ajustarlo adecuadamente y pruebas de sellado.

Niveles de riesgo

Por último, antes de determinar qué tipo de acciones y equipos de protección implementar en tu empresa, necesitas determinar el nivel de riesgo que existe a la exposición del trabajador al SARS-CoV-2, (el virus que causa COVID-19).

Estos niveles de riesgo pueden variar de:

Muy alta a alta Trabajos de alto riesgo de exposición que cuentan con un alto potencial de exposición a fuentes conocidas o sospechosas de COVID-19 durante sus procedimientos, por ejemplo: hospitales, clínicas, crematorios, laboratorios, etc.

Media  Trabajos de riesgo de exposición medio, aquellas que requieren el contacto frecuente y / o cercano con (es decir, menos de 2 metros) personas que puedan estar infectados con el SARS-CoV-2, pero que no se sabe o se sospecha que contienen COVID-19
Menor riesgo (precaución) Trabajos que no requieren el contacto con personas que se sabe que podrían estar infectada por el SARS-CoV-2, los trabajadores de esta categoría tienen un mínimo de contacto con el público y otros compañeros de trabajo.

Bueno mi querido amigo, he tratado de darte unas cuantas recomendaciones las cuales  puedes utilizar como complemento al momento de preparar tú lugar de trabajo ante esta pandemia o en general ante cualquier virus, como siempre te recuerdo que mis consejos no son todo lo que debes saber, investiga más sobre el tema para poder adaptarlo a tu realidad, ya que yo acá he tocado la superficie de cada tema que considero importante tener en cuenta y creo que habiéndote tocado estos temas, te estoy ayudando como guía para indagar más en ellos.

Me despido deseándote a ti y a tu familia la mejor de las suertes y salud durante esta crisis la cual estamos cruzando todos, con la completa seguridad que vamos a salir triunfadores contra este virus y más.

¡¡¡Hasta pronto!!!